La Comisión Europea acaba de presentar un Plan de Acción para el desarrollo de la producción ecológica que quiere destinar un 25% de las tierras agrícolas a la agricultura ecológica.

El objetivo general del Plan de Acción para el desarrollo de la producción ecológica que ha presentado la Comisión Europea es el de alcanzar un 25% de las tierras agrícolas dedicadas a la agricultura ecológica de aquí a 2030 y aumentar considerablemente la acuicultura ecológica con la finalidad de impulsar la producción y el consumo de productos ecológicos. Así, el comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski, ha incidido en la necesidad de “que la demanda impulse el crecimiento del sector y tener en cuenta las grandes diferencias existentes entre los sectores ecológicos de cada Estado miembro.

El Plan de Acción ecológico aporta herramientas e ideas para un crecimiento equilibrado del sector. Su desarrollo contará con el apoyo de la política agrícola común y de la investigación y la innovación, y con la estrecha cooperación con interlocutores fundamentales a escala local, nacional y de la UE.

Los tres ejes sobre los que se estructuran las 23 acciones del Plan son el impulso del consumo, el aumento de la producción y la mejora de la sostenibilidad del sector. Para ello, la Comisión anima a los Estados miembros a formular planes de acción ecológicos nacionales para incrementar el porcentaje nacional de la agricultura ecológica. Las tierras que los Estados comunitarios destinan a la producción ecológica oscilan entre el 0,5 y más del 25%. Los planes de acción nacionales de agricultura ecológica complementarán los planes estratégicos nacionales de la PAC mediante el establecimiento de medidas que vayan más allá de la agricultura y de lo que se ofrece en el marco de la PAC.

Aumento de la producción
Actualmente, en torno al 8,5% de la superficie agrícola de la UE se dedica a cultivos ecológicos y las tendencias indican que, con la tasa de crecimiento actual, se llegará al 15-18% en 2030. Aunque el Plan de Acción se centra en el “efecto llamada” de la demanda, la política agrícola común seguirá siendo un instrumento clave importante para apoyar la reconversión a la agricultura ecológica. Alrededor del 1,8% de la PAC (7.500 millones de euros) se destina a apoyar la agricultura ecológica. La futura PAC contemplará regímenes ecológicos que contarán con un presupuesto de entre 38.000 y 58.000 millones de euros para el período 2023-2027.

Para que la producción ecológica sea más conocida, la Comisión organizará anualmente el “Día de la Agricultura Ecológica” y premios de la cadena alimentaria ecológica para reconocer la excelencia en todas las fases de esta cadena. Las redes de turismo también serán fomentadas a través de los “ecodistritos”, zonas en las que los agricultores, los ciudadanos, los operadores turísticos, las asociaciones y las autoridades públicas colaboran en la gestión sostenible de los recursos locales, sobre la base de principios y prácticas ecológicos.

El Plan de Acción también señala que la producción de la acuicultura ecológica sigue siendo un sector relativamente nuevo, pero con un importante potencial de crecimiento que será fomentado.

Promoción del consumo
Con el fin de impulsar a los agricultores a adoptar este modelo productivo, el plan de acción propone varias medidas entre las que figuran: informar y comunicar sobre la producción ecológica, promover el consumo de productos ecológicos, estimular un mayor uso de la agricultura ecológica en los comedores públicos a través de la contratación pública y aumentar la distribución de productos ecológicos en el marco del programa escolar de la UE.

Las medidas también tienen por objeto prevenir el fraude, aumentar la confianza de los consumidores y mejorar la trazabilidad de los productos ecológicos.

Mejora de la sostenibilidad
Finalmente, el Plan de Acción pretende seguir mejorando el comportamiento de la agricultura desde el punto de vista de la sostenibilidad. Con este fin, las medidas se centrarán en mejorar el bienestar de los animales, velar por la disponibilidad de semillas ecológicas, reducir la huella de carbono del sector y reducir al mínimo el uso de plástico, agua y energía.

La Comisión también tiene la intención de aumentar el porcentaje de investigación e innovación, y dedicar al menos el 30 % del presupuesto de medidas de investigación e innovación en el ámbito de la agricultura, la silvicultura y las zonas rurales a temas específicos o pertinentes desde el punto de vista del sector ecológico.

La Comisión seguirá de cerca los avances por medio de un examen anual realizado junto con representantes del Parlamento Europeo, los Estados miembros y las partes interesadas, así como mediante informes de situación bianuales y una revisión intermedia.